Visto Bueno

1 ciudad, 4 semanas, 200 perspectivas de la CDMX

Anja Jensen se sumerge con su proyecto fotográfico “Visto Bueno” durante un mes en una de las ciudades más grandes del mundo. De forma casi sismográfica incita a habitantes jóvenes a sondear lo que mueve y lo que paraliza tras puertas cerradas a los habitantes de la Ciudad de México.

Casi 200 estudiantes de siete preparatorias – ubicadas en distintas áreas de la ciudad – realizaron, bajo tutela de Anja Jensen (*1967, Gehrden, Alemania), fotodiarios personales que exhiben, a la vez que documentan, sus respectivas experiencias y entornos de vida. La exposición “Visto Bueno” permite al visitante una mirada a estos fotodiarios, además de ofrecer una selección de las más de 6,000 imágenes producidas en el marco de esta cartografía cultural. Las fotografías recopiladas exhiben perspectivas bidimensionales desde el punto de vista de esta generación de adolescentes. La metrópolis obtiene así una declaración casi enciclopédica del futuro de una ciudad, a partir de la mirada de aquellos quienes pronto le darán forma.

Un punto central del proyecto es la sensibilización de los jóvenes ante su entorno vital, incluyendo todas las personas, lugares y objetos que los rodean y acompañan en su vida cotidiana. El cuidadoso acercamiento al propio derredor, por medio de la búsqueda a través del lente o de la pantalla de la cámara, se suma a las decisiones inventivas y autónomas que este ejercicio requiere ante preguntas sobre qué es digno de ser fotografiado y cuál es el enfoque, recorte, perspectiva, composición e iluminación más pertinente – todos aspectos de una aproximación específicamente fotográfica. Los jóvenes fotógrafos son inducidos de esta manera a experimentar su entorno como una realidad alterable. Así mismo, el proceso de la creación de imágenes se vuelve un viaje de investigación y de autodeterminación en un mundo en cuya configuración vale participar de forma activa y responsable.