El principio coop – Hannes Meyer y la idea de una creación colectiva

Bauhaus Dessau en México

126_Bauhaus_Hannes Meyer

La exposición “el principio coop – Hannes Meyer y la idea de una creación colectiva” está dedicada a preguntas sobre la relación de sociedad y creación, de creación y producción individual y colectiva, como fueron tratadas en especial bajo el segundo director de la corriente Bauhaus, Hannes Meyer, quien desde 1939 vivió en el exilio en México.

Debido a la adhesión pública de Hannes Meyer al marxismo y al estalinismo, también la recepción de su obra tuvo influencias políticas, lo cual contribuyó esencialmente a la marginalización de su persona al lado de los otros dos directores de la corriente Bauhaus, Walter Gropius y Ludwig Mies van der Rohe. La exposición “el principio coop – Hannes Meyer y la idea de una creación colectiva”, la cual se podrá visitar en el marco del Año Dual Alemania-México en el Museo Franz Mayer, se dedica por primera vez de forma temática a la pregunta de la práctica de la creación de Hannes Meyer. La exposición se enfoca en su obra en México, en donde vivió y trabajó desde 1939 por invitación de Lázaro Cárdenas. Aquí, Meyer fue nombrado director del recién creado Instituto de Urbanización y Planeación y en 1942 fundó la editorial “La Estampa Mexicana”, la cual era a su vez parte de la asociación de artistas “Taller de Gráfica Popular”, la cual dirigió de 1947 a 1949.
“el principio coop” constituye una coproducción de la Fundación Bauhaus Dessau, del Museo Franz Mayer y de la Universidad Nacional Autónoma de México bajo la dirección del Goethe-Institut Mexiko. En proyectos seleccionados cuidadosamente, se transmite lo que Hannes Meyer entendía por proceso de creación cooperativa; un proceso dirigido colectivamente a amplios estratos de la población y que, a su vez, debía personificar una “demostración ideológica”. En su enseñanza y talleres, en la planeación y la arquitectura, Meyer se orienta radicalmente hacia el colectivo y sus necesidades, no sólo en Alemania, sino también en su exilio mexicano.

Cerca de 200 obras  y modelos demuestran cómo se puede leer esto de manera concreta en los proyectos de Meyer, su obra y la enseñanza. En esto es esencial el nuevo rol que se le asigna a un arquitecto: ya no debe ser un artista de la construcción, sino un diseñador al servicio del colectivo. Con base en las ideas de Pestalozzi, Meyer buscaba a través de la creación, nexos armónicos reales entre el individuo y la sociedad, complementado con el término del paisaje como elemento determinante del destino. La exposición discute esta problemática internacionalizando la obra de Meyer y vinculando sus distintos lugares de acción en Suiza, Alemania, Rusia y México.