Una casa para la luz de las estrellas

Escultura monumental de Wilhem Holderie, homenaje a Helen Escobedo.

ein-haus-fu%cc%88r-das-licht-der-sterne_1-677x380

Esta obra permanente será inaugurada el sábado 24 de septiembre en el Jardín Botánico El Charco del Ingenio en San Miguel de Allende, Guanajuato.

Una casa para la luz de las estrellas por Wilhem Holderied
Escultura monumental en homenaje a Helen Escobedo
Piedra laja
14 (largo) x 8 <8ancho) x 7 (alto) mts
2016

Esta obra permanente será inaugurada el sábado 24 de septiembre en el Jardín Botáonico El Charco del Ingenio en San MIguel de Allende, Guanajuato.

Una obra para sitio específico que es, a la vez, una escultura y un pequeño observatorio que permite registrar, a través de la luz solar, el momento en que se da el fenómeno del equinoccio (la palabra equinoccio viene del latín y significa euqus: igual y nox: noche). Este ocurre cuando el Sol hace un recorrido elíptico sobre la Tierra, cruza el Ecuador y pasa del hemisferio sur al norte, por lo que el día y la noche son iguales en todo el mundo, con una duración de 12 horas cada uno. En México y en particular en el Estado de Guanajuato existen sitios arqueológicos que nos muestran la importancia que le dieron las civilizaciones originarias al emplazamiento, la traza y volumetría arquitectónicas de sus templos y ciudades en relación al movimiento estelar y al paisaje que las circundaba y que implica un conocimiento astronómico y matemático profundo. Esta relación está presente en Cañada de la Virgen, muy cercana a San Miguel de Allende, pero también en Palenque, Teotihuacan, y aún le antigua Cuicuilco entre muchos otros.

Quizás la obra escultórica contemporánea de Land Art ubicada en un espacio público, más importante de México y quizás en el Continente sea el Espacio Escultórico dentro del área natural protegida del Pedregal de San Ángel en la ciudad Universitaria en la ciudad de México, siendo Helen Escobedo coautora de dicha obra, junto con Manuel Felguérez, Helen Escobedo, Hersúa, Sebastián, Mathias Goeritz y Roberto Acuña, bajo el liderazgo de Federico Silva. Una casa para la luz de las Estrellas puede convertirse en un nuevo referente en ese mismo sentido. Earth sign – Island in time (Señal de la Tierra – Isla en el tiempo, escultura de 270 x 170 x 3.40 mts de alto con muros de grava, arena y el limo depositado por el río Isar, que dispuestos de forma paralela crean un símbolo del infinito pero abierto, 1994) ubicada de forma contigua al aeropuerto de Múnich, Alemania es, por su ubicación y escala, su obra -en coautoría con Karl Schlamminger- más conocida y más vista desde el aire, a manera de una señal de la Tierra. Esta obra sufre constantes cambios por acción del clima y del crecimiento de la vegetación local y, a pesar de ser relativamente efímera, se ha ido modificando por el propio artista en razón de conservarla en el tiempo. Wilhem Holderied nace en Keufbeuren, Alemania en 1940.

Wilhem Holderied es un artista visual que ha incursionado en la pintura, la instalación, la escultura y el land art, entre otras manifestaciones artísticas. Estudió entre 1965 y 1971 en la Academia de Artes Visuales en Múnich. Su trabajo ha sido expuesto en Múnich, nueva York, Chicago, San Francisco, Seúl y en muchos otros lados. Ha viajados por todos los continentes en particular a aquellos lugares que son mágicos para él. Vive y trabaja en Múnich, Alemania.

ein-haus-fu%cc%88r-das-licht-der-sterne_logo1

ein-haus-fu%cc%88r-das-licht-der-sterne_logo2