Gregor Schneider:
Casa u r

Gregor_Schneider_1986_ur1u14_schlafzimmer_rheydt

Gregor_Schneider_1986_ur1u14_schlafzimmer_rheydt

Gregor Schneider se cuenta entre los pioneros del arte de los espacios construidos, un arte desarrollado a partir de esculturas arquitectónicas constructivistas e instalaciones. Sus espacios construidos y sus proyectos han causado escándalo y provocado intensas discusiones. En el marco del Año Dual Alemania-México Gregor Schneider, “el artista más inquietante de la actualidad” (según el periódico Süddeutsche Zeitung ), realizará por primera vez en México sus complejos trabajos de apropiación del espacio.

Gregor Schneider se cuenta entre los pioneros del arte de los espacios construidos, un arte desarrollado a partir de esculturas arquitectónicas constructivistas e instalaciones. Sus espacios construidos y sus proyectos han causado escándalo y provocado intensas discusiones, por ejemplo, su “Haus u r” (Casa u r), el proyecto “Cube” (Cubo) o el “Sterberaum” (Espacio para morir).

El eje temático de su trabajo, que se manifiesta de manera impresionante en los cuartos de su casa, la “Haus u r” en Mönchengladbach-Rheydt, son habitaciones construidas en forma tridimensional que consisten de paredes, techos y pisos. Las reproducciones de los cuartos existentes, en los que trabaja desde hace más de 30 años, abarcan todos los espacios de la casa: pasillos, recámaras, cuarto para invitados, cuarto de trebejos, cocina, etc. Sin embargo, los nuevos cuartos que Gregor Schneider crea nunca son tan inofensivos como parecen a primera vista. Son habitaciones duplicadas, que para los visitantes no resultan visibles de inmediato como un cuarto dentro de otro cuarto. Por su forma, función y apariencia no se pueden distinguir de las habitaciones que existían de antemano, funcionan perfectamente y son habitables. Y justamente aquí se encuentra una gran particularidad del trabajo de Gregor Schneider: nos hace que cuestionemos lo que se percibe a primera vista. Motores escondidos le dan la vuelta al espacio de manera casi imperceptible o mueven los techos muy lentamente, modificando así la percepción que se tiene de las proporciones, las dimensiones y la hora del día. Hay algunos cuartos a los que no se puede acceder, escondidos e invisibles detrás de paredes, encerrados por concreto, plomo, materiales aislantes y aislamientos acústicos, de modo que surgen perturbadores espacios huecos e intersticios. Así, una ventana puede abrirse a otra ventana, que a su vez se abre hacia una pared. Esto, la disposición de los muebles y enseres domésticos, los olores, los intrincados pasillos que recorren la casa: todo puede producir en el visitante el efecto de un viaje como de pesadilla a través de experiencias y miedos reprimidos en el inconsciente.

En 2001 Gregor Schneider recibió el León de Oro de la Bienal de Venecia por su obra „Totes Haus u r”, expuesta en el Pabellón Alemán, gracias a lo cual alcanzó el reconocimiento internacional.

En el Museo Universitario Arte Contemporáneo ahora Gregor Schneider, “el artista más inquietante de la actualidad” (según el periódico Süddeutsche Zeitung ), realizará por primera vez en México sus complejos trabajos que se apropian del espacio. Estas nuevas obras, que esperamos con gran interés y que han sido desarrolladas especialmente para la Ciudad de México, le permitirán al visitante una nueva forma de relacionarse con el espacio.