Oh Boy

Cerveza, orden y chicas guapas – Un ciclo sobre la imagen de Alemania

Niko Fischer vive al día. Ha abandonado sus estudios de derecho y vagabundea por Berlín. En turbulentos episodios de 24 horas cada uno, OH BOY cuenta la vida de un joven que está a punto de cambiar radicalmente. Con su maravillosa ópera prima, Jan Ole Gerster recuerda a grandes maestros, aunque sin imitarlos: a los primeros trabajos de Woody Allen o a DESPUÉS DE HORA, de Martin Scorsese, o a las películas sobre el barrio muniqués de Schwabing de fines de la década de los 60. A pesar de lo reconocible de todos estos modelos, Gerster logra hallar un lenguaje propio, que mantiene desde el primero hasta el último fotograma.