PLAZA MERCADO QUIOSCO

Un proyecto colectivo in situ de Meggie Schneider (artista) y Vadim Otto Ursus (chef)

El proyecto MERCADO / PLAZA / QUIOSCO se presenta como una plataforma móvil para desarrollar un Mise en Scène que integre, mediante un proceso participativo, la realidad del entorno y las circunstancias dadas in situ. El emplazamiento para ello es la Plaza de San Juan, próxima al Mercado de San Juan/ Ernesto Pugibet, en pleno Centro Histórico de la Ciudad de México.

En un quiosco concebido especialmente para este proyecto, el chef Vadim Otto Ursus creará menús con base en investigaciones previas que ha realizado en el Mercado de San Juan, así como en sus experiencias durante este proceso. Su inspiración y entusiasmo provienen de la cultura mexicana y sus productos.

Cada día se ofrece un menú a un grupo selecto de invitados, con el objeto de crear un banquete único para cada renovada congregación heterogénea de comensales. Una misma comida tanto para pescaderos y carniceros, como para cineastas y cocineros, pintores y verduleros, gestores culturales y curadores –una comida para personas que usualmente no comparten la mesa.

A los invitados se le exhorta a traer ingredientes que tengan un significado personal para ellos, así como recetas, ideas e historias para compartir con el grupo. Vadim Otto Ursus integrará de modo culinario todos estos elementos. Las comidas y los encuentros entre los comensales son en cierto sentido narrativas independientes, cada banquete un capítulo aislado, que ya en conjunto con los demás conforma una suerte de biografía de todos los componentes y participantes del proyecto.

El quiosco se convierte en un sitio en el que se entretejen líneas cotidianas, microcosmos, que en el habitual transcurso de los acontecimientos diarios no se cruzarían o que sólo se percibirían de forma inconsciente. Este laboratorio temporal y de resultado indefinido da pie a un diálogo intercultural. Se genera un espació de intersección que despierta la curiosidad por relacionar lo privado con lo público.

El espacio público: lo compartido.

“Convivir en el mundo significa esencialmente, que existe un mundo de cosas entre todos aquellos que lo habitan, del mismo modo en que hay una mesa entre quienes se sientan a su alrededor. A semejanza de todo aquello que se interpone, el mundo une y a la vez separa a quienes lo comparten.“ (Hannah Arendt, La condición humana)

Vadim Otto Ursus (*1992, Berlín)

Concluyó su formación como chef en el 2014 y desde entonces se encuentra de viaje, con el fin de conocer culturas, productos, técnicas y tradiciones. Sus experiencias laborales en las Islas Feroe, en el restaurante KOKS (best restaurant in the nordic countries – 2015), en el restaurante Maaemo (tres estrellas) en Oslo, así como en el Restaurante Loco (una estrella) en Lisboa, son algunos de los hitos a lo largo de su trayectoria profesional.

Vadim ha participado en diversos proyectos interdisciplinarios de cine e instalación y desde el 2011 colabora con Meggie Schneider.  De sus trabajos conjuntos se han llevado a cabo los proyectos “Douze Dinners“ en París, “Fabrique Biopic“ en el Centre Pompidou en París y „Transit 48“ en Marsella.

Meggie Schneider (*1963, Colonia)

La artista berlinesa se dedica por partes iguales a los rubros de cine, performance e instalación. Su interés gira en torno a los espacios intermedios en la sociedad, la arquitectura y la filosofía. En la frontera entre lo privado y lo público, en la estética de lo cotidiano, busca arquitecturas de supervivencia para volverlas a contextualizar, a montar, en sus obras. El montaje es aquí un medio estilístico, cuyas variaciones aplica a todas las formas artísticas, la dirección funge como herramienta para la configuración del sitio.

Sus obras se han presentado en festivales de cine y exposiciones internacionales. El Forum Expanded / Berlinale, el Centre Pompidou en París, el Haus der Berliner Festspiele, el Kunstmuseum Bonn, el Centro de Documentación de las Artes del Centro Cultural Palacio La Moneda en Santiago de Chile son sólo algunas de las estaciones que han determinado el quehacer creativo de la artista.