Ferdinando, el rádical

Cerveza, orden y chicas guapas – Un ciclo sobre la imagen de Alemania

Ferdinand Rieche, un antiguo comisario de la policía, es ahora director de los servicios de seguridad de una gran empresa química. Cuando andaba por la cincuentena, fue expulsado de la policía, por haberse mostrado diligente donde no debía y por no haber presentado la obediencia debida a sus superiores. En la fábrica química debe organizar ahora él, según los rigurosos principios del estado de derecho, un eficiente sistema de seguridad en el trabajo en fábrica. Se apresta al trabajo con planificación metódica; crea una “central”, ordena ejercicios del sistema de seguridad, pero en el fondo se encuentra frustrado. A excepción de un par de manifestantes ante la puerta de la fábrica, no tiene propiamente gran cosa que hacer.